¿Relaciones públicas? Más importantes que nunca

  • ¿Relaciones públicas? Más importantes que nunca

    ¿Relaciones públicas? Más importantes que nunca

    Las relaciones públicas tienen un papel imprescindible en la estrategia empresarial

    Por Montserrat Arias, fundadora y CEO de Bemypartner. Vivimos en un mundo digital, permanentemente conectados. Estamos enganchados al móvil y los nuevos avances nos indican que, gracias a los wearables, esta hiperconexión irá a más. ¿Cuál es el papel de las nuevas relaciones públicas en este entorno? ¿Van a ir a más o van a ser sustituidas por otras técnicas? Mi respuesta es, sin duda, que las relaciones públicas están en alza y tienen cada vez más un papel imprescindible en la estrategia empresarial. ¿Por qué y para qué?

    • Para mejorar tu SEO. La definición más simple de relaciones públicas, o RR.PP., vendría a ser “conseguir que los otros hablen bien de ti”. En el entorno digital, esto se traduce en un mejor SEO, un mejor posicionamiento de tus páginas y plataformas y un mejor posicionamiento en Google.
    • Para generar contenido propio y de calidad. Gracias a las acciones de relaciones públicas se genera un contenido de calidad, propio e interesante para las audiencias y para tus compradores o usuarios. Este contenido de interés, no publicitario, es el que va a construir la reputación de tu empresa. Ya sea una campaña de concienciación, datos de interés, consejos… debes ser capaz de generar un volumen informativo relevante sobre tu empresa.
    • Para atraer talento. Los buenos profesionales quieren trabajar en empresas con buena reputación, alineadas con sus valores y que se encuentren en un momento interesante. Por suerte para los profesionales de las RR.PP., a menudo se traduce la presencia en medios de comunicación con un mejor funcionamiento de la empresa. Además, está muy bien hacer las cosas bien, apoyar causas solidarias, cuidar el medio ambiente, etc., pero si no lo explicas, nadie se va a enterar. Como dijo Julio César, “la mujer del César no sólo tiene que ser honrada sino también parecerlo”. Es importante que la empresa funcione y haga las cosas bien, pero también hay que explicarlo.
    • Para gestionar las crisis. Siempre he pensado que las crisis se gestionan antes de que sucedan. Para que puedas manejar una crisis en condiciones es imprescindible que construyas una buena relación con tus públicos: medios de comunicación, consumidores y otros stakeholders, en época de bonanza. Si algo te sucede y lo explicas adecuadamente, sabrán perdonarte, entenderte e incluso convertirse en tus aliados.
    • Para generar confianza en el entorno financiero y empresarial. La reputación es un valor que cotiza. Hay empresas que acompañan sus informes financieros con un informe de su presencia en medios. Hay estrategias específicamente pensadas para generar confianza en los entornos económicos.
    • Para reaccionar con celeridad en las redes sociales. Cualquier cosa que te suceda, puede estar en un minuto en el mundo virtual. Las relaciones públicas tienen un foco fundamental en las redes sociales y es dónde deben hacer buena parte de su trabajo. Aunque tú no quieras, cualquier novedad estará en las redes sociales en cuestión de minutos. Una adecuada gestión va a depender de tu capacidad de contar con un seguimiento adecuado, respuestas correctas ya planificadas y un discurso previo en las redes sociales.
    • Para gestionar el “fenómeno influencers”. Las figuras públicas e influencers tienen cada vez más fuerza prescriptora. Determinados perfiles han ido tomando cada vez más relevancia y sus audiencias son mayores que las de muchos medios. Su papel prescriptor se mueve entre la publicidad y las relaciones públicas, una línea fina entre la que hay que saber moverse. La complejidad legislativa y estratégica para el acercamiento a estos nuevos líderes de opinión hace imprescindible el contar con expertos que diseñen las campañas más adecuadas.
    • Para reaccionar ante la espontaneidad del público. Porque en un segundo un ciudadano anónimo puede contar con una audiencia masiva. No sólo los influencers cuentan con grandes públicos. A veces, vemos como cualquier ciudadano que capte una imagen llamativa en un momento adecuado o comparta una determinada información puede convertirse en un fenómeno viral a nivel mundial. Si afecta a tu empresa, debes estar preparado.
    • Para construir una estrategia de comunicación integral de éxito. Porque todo está interconectado. Todavía hay gente que me pregunta si nos dedicamos a la prensa tradicional. La respuesta es que la prensa tradicional no existe. Hace tiempo que desapareció y los grandes medios se van transformando en plataformas transmedia que integran papel, web, blogs, audiovisual y redes sociales. Los medios ya no son medios, sino plataformas de comunicación con una identidad propia.
    • Para construir una plataforma de comunicación dirigida por tu marca. Porque las empresas también se convierten en plataformas de comunicación y las relaciones públicas son el mejor método para que estos canales destaquen entre la multitud. Las empresas están erigiéndose como plataformas de comunicación con webs corporativas, intranets, portales de empleados, blogs, redes sociales y medios audiovisuales propios que se convierten en una necesidad y una oportunidad de llegar a todos los públicos. En este sentido, los clubs de fútbol más potentes son un buen ejemplo, con canales y plataformas propias.
    Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

    BMP

    Deja tu comentario

    Campo requerido*